sábado, 1 de octubre de 2011

Rehabilitación de la ermita de Ntra. Sra. de la Rosa. FASE I.


El 5 de septiembre comenzaron los trabajos de rehabilitación de la ERMITA DE NTRA. SRA. DE LA ROSA. Esta primera fase comprende los siguientes puntos:
-        Limpieza del atrio.
-        Poda de pinos del atrio.
-        Rehabilitación de cumbreras.
-        Rehabilitación de fachadas.
-        Limpieza del cementerio.
-        Enfoscado de los muros del cementerio.



1.- Limpieza del atrio.

 



El atrio es el patio principal de un templo. Nosotros hemos comenzado los trabajos para la rehabilitación de la ermita realizando una limpieza de toda la maleza y de los arbustos del atrio. Estos se han eliminado por su proximidad a la fachada sur y los problemas de humedad que pueden ocasionar a la ermita. Eran arbustos destartalados, carentes de estética debido a la falta de cuidado.


2.- Poda de los pinos del atrio.
En el atrio se encuentran dos hermosos pinos, con demasiadas ramas a baja altura y frondosas, el principal problema es la broza que cae al tejado y la obstrucción de luz que producen, tapando gran parte de la fachada sur.





Desechando la opción de cortarlos, pensamos que lo mejor sería podarlos hasta las copas, eliminando las ramas bajas y más frondosas, especialmente las que caían sobre el tejado.

3.- Rehabilitación de cumbreras.


La cumbrera es esa línea horizontal y más elevada de un tejado, de la cual arrancan las dos vertientes. Si bien, hace algunos años la Hermandad había realizado obras en el tejado, colocando planchas de impermeabilización, tanto en la nave como en la cúpula; nuestra sorpresa llegó la primera vez que visitamos la ermita, allí pudimos comprobar  la existencia de significativas humedades en el techo producidas por goteras. Subimos al campanario y accedimos a la cámara, encima del bovedaje, la cual estaba llena de cascotes y rasillones de obras anteriores. En el suelo se dibujaban regueros por donde corría el agua cuando llovía. Comprobamos que efectivamente, encima de las vigas había onduline, así que no podíamos explicarnos por dónde entraba el agua. Sin embargo al levantar la vista al ángulo de unión de las dos vertientes se veía como había rendijas que dejaban pasar los rayos del sol. Observamos entonces la cumbrera y la plancha de onduline terminaba más abajo, estando toda la línea superior sin impermeabilizar.
Por todo ello se ha rehabilitado, se ha procedido a levantar la cumbrera de la nave, poner placas bituminosas impermeabilizantes, tipo Onduline, a ambos lados; se ha vuelto a poner la cumbrera y se ha retejado, con teja cerámica curva. El proceso llevado a cabo en la cúpula ha sido el mismo, siendo más laborioso, ya que es un tejado de cuatro vertientes.

4.- Rehabilitación de fachadas.
El estado de las fachadas era irregular, hallándose solo en buen estado la fachada sur. Los lienzos eran irregulares, además en algunas partes el cemento estaba ahuecado, si  bien algunos lados se encontraban con numerosos parches otros estaban sin revocar. En la fachada oeste se observa una mampostería regular, por ello se ha pensado dejar todo el paramento visto:
En la fachada norte se picó una parte para ver qué tipo de mampostería tenía: era irregular, de mampuestos pequeños y sin orden, con mucho mortero, sin belleza alguna. Por ello se pensó en dar de llana toda la fachada, para así homogenizarla y posteriormente poder pintarla. En la fachada este se encontraba sin enfoscar la sacristía.

Fachada norte:




 Detelle de la fachada norte, sacristía::

 Fachada este :




5.- Limpieza del cementerio.
En el lado este, se encuentra un cementerio, si bien, hace un mes al abrir la puerta podría parecer que te introdujeses en una amazonia de zarzales, ciruelos y algún que otro nogal que crecía sobre el muro de la sacristía. Árboles retorcidos que otorgaban al camposanto mayor siniestralidad. Pero no, no se imagine el lector esos cementerios románticos de Bécquer, la realidad era otra:







Desde aquí queremos dar las gracias a nuestro hermano Ángel Pulla y a Félix Ortiz, hijo de Santiago, que ayudaron al comienzo de la limpieza del cementerio.


Primera jornada de limpieza                                                   Segunda jornada de limpieza





 Se ha limpiado ya gran parte, principalmente los laterales para que pudieran trabajar los albañiles.


 Pero aún queda trabajo por hacer:



6.- Enfoscado de los muros del cementerio.
Rodeando todo el perímetro norte y este del cementerio se halla un muro de piedra y mortero. Derruido en algunas partes, y sin apenas sujeción en otras, era principalmente un entramado de piedras sueltas, que a la mínima que tocaras una se desprendía el resto. Por ello se ha revocado entero de cemento para cubrir toda la falta de mortero y dotar de consistencia y contención a toda la tapia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario